//ASESORÍA LEGAL A EMPRESAS
ASESORÍA LEGAL A EMPRESAS 2018-01-04T15:10:36+00:00

ASESORÍA LEGAL A EMPRESAS

Nuestro equipo de abogados dirigido por el litigante Mario Schilling asesora en estas materias y usted puede solicitar evaluación de su caso al 229555411 o bien enviar un mail a contacto@schillingabogados.com  Este cuestionario es ilustrativo y tiene como fuente la ley fácil de la Biblioteca del Congreso Nacional; sin embargo, en materia legal conviene que recurra a la asesoría experta de los abogados y no a la autoayuda.

¿Qué es una PYME?
La sigla Pyme significa “pequeña y mediana empresa”.  Según una clasificación del Ministerio de Economía, una empresa pequeña es la que al año vende productos o servicios por valores entre 2.400 y 25 mil UF. Una empresa mediana vende entre 25 mil UF y 100 mil UF.

¿Cómo formar una PYME?
Existen dos procedimientos para constituir una PYME que están vigentes en Chile. El más antiguo es más lento, puesto que requiere de una larga tramitación, mientras que el que se estableció a partir de 2013 permite crear rápidamente la mayor parte de las empresas.

SISTEMA ANTIGUO

¿Cómo opera el sistema antiguo para crear una PYME?
En el sistema, que aún se puede utilizar, usted debe decidir si formará la Pyme como persona natural o como persona jurídica:

Como persona individual: primero debe iniciar actividades económicas ante el S.I.I. Este paso es necesario para desarrollar cualquier negocio que genere rentas.
Como  persona jurídica, es decir, como empresa o sociedad, primero hay que constituir la empresa o sociedad ante notario, y luego iniciar actividades en el SII.

Se debe redactar una escritura de constitución de sociedad o empresa individual en una notaría, la que debe contener,   entre otros:

  • Nombre del  representante o de los representantes.
  • Domicilio
  • Razón social
  • Giro
  • Patrimonio de la empresa (capital de inicio)
  • Aportes de los socios o del empresario,
  • Normas sobre administración, etc.

Lo ideal es constituirse como sociedad de responsabilidad limitada o empresa individual de responsabilidad limitada, para así no arriesgar el patrimonio personal, sino el de la empresa o nueva sociedad que se forma.

¿Necesito de un abogado para constituir la sociedad o empresa con el sistema antiguo?
Sí, para la redacción de la escritura.

¿Cómo inicio actividades como particular?
Debe ir a la oficina del SII que corresponde a su domicilio y presentar:

  • Cédula de identidad.
  • Formulario 4415 (inicio de actividades) lleno y firmado.
  • Acreditación de domicilio mediante el rol de avalúo de la propiedad, certificado de avalúo, el último recibo de contribuciones de bienes raíces o inscripción en el Conservador de Bienes Raíces. Si usted no es el propietario del inmueble, debe presentar el contrato de arriendo firmado ante notario o una autorización del propietario para usarlo a título gratuito.

Además, quienes se dediquen a actividades de transporte, mineras o relacionadas con su título profesional, deben   presentar documentación adicional.

Si usted emite facturas, un representante del SII visitará el domicilio para comprobarlo y deberá presentar las facturas de los bienes que venderá.

Este trámite se debe hacer a más tardar dos meses después de haber iniciado la actividad económica.

¿Cómo inicio actividades como persona jurídica en el sistema antiguo?
Debe ir a la oficina del SII que corresponde al domicilio de la sociedad o de la empresa y presentar:

  • Cédula de identidad del representante de la empresa.
  • Formulario 4415 (inicio de actividades) lleno y firmado.
  • Acreditación de domicilio mediante el rol de avalúo de la propiedad, certificado de avalúo, el último recibo de contribuciones de bienes raíces o inscripción en el Conservador de Bienes Raíces. Si usted no es el propietario del inmueble, debe presentar el contrato de arriendo firmado ante notario o una autorización del propietario para usarlo a título gratuito.
  • Antecedentes de constitución de la persona jurídica, como escritura notarial de la constitución, publicación en el Diario Oficial e inscripción en el Conservador de Bienes Raíces.

Si usted emite facturas, un representante del SII visitará el domicilio para comprobarlo y deberá presentar las facturas de los bienes que venderá.

Este trámite se debe hacer a más tardar dos meses después de haber iniciado la actividad económica.

¿Qué empresas se pueden crear con el procedimiento simplificado?
La empresa individual de responsabilidad limitada (EIRL), la sociedad de responsabilidad limitada, la sociedad anónima cerrada, la sociedad anónima de garantía recíproca, la sociedad colectiva comercial, la sociedad por acciones, la sociedad en comandita simple y la sociedad en comandita por acciones. Están excluidas de este procedimiento las sociedades anónimas abiertas.

¿Qué facilidad hay para constituir estas empresas?
Estas empresas podrán obtener un RUT ante el Servicio de Impuestos Internos (SII), iniciar actividades, ser constituidas, modificadas, fusionadas, divididas, transformadas, terminadas o disueltas, según sea el caso, a través de la suscripción de un formulario por el constituyente, socios o accionistas. Se trata de un sistema alternativo, puesto que coexiste con el tradicional (inscripción en el Conservador de Bienes Raíces).

¿Cómo se obtiene el RUT de la empresa?
El Servicio de Impuestos Internos asignará, sin más trámite, un Rol Único Tributario a toda persona jurídica que se constituya conforme a este procedimiento simple, en forma simultánea al acto de incorporación al Registro.

En el mismo formulario de constitución se podrá solicitar al Servicio de Impuestos Internos el inicio de actividades y el timbraje de documentos tributarios.

Las empresas constituidas con el antiguo sistema pueden migrar al nuevo.

¿Qué es una PYME?
La sigla “PYME” significa “Pequeña y Mediana Empresa”. Adicionalmente, la ley hace las siguientes definiciones:

  • Microempresas:Empresas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro, no hayan superado las 2.400 UF en el último año calendario.
  • Pequeñas empresas:Empresas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro, sean superiores a 2.400 UF, pero inferiores a 25.000 UF en el último año calendario.
  • Medianas empresas:Empresas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro, sean superiores a 25.000 UF, pero inferiores a 100.000 UF en el último año calendario.

Adicionalmente, para efectos laborales, se hace la siguiente clasificación según número de trabajadores:

  • Microempresas:Empresas que cuentan con uno a nueve trabajadores.
  • Pequeñas empresas:Empresas que cuentan con 10 a 49 trabajadores.
  • Medianas empresas:Empresas que cuentan con 50 a 199 trabajadores.

No pueden ser PYMEs las empresas que exploten bienes raíces no agrícolas, realicen negocios inmobiliarios o actividades financieras que no sean las necesarias para el desarrollo de su actividad principal, empresas en cuyo capital participen, en más de un 30%, sociedades que tengan acciones que se coticen en la Bolsa, ni filiales de éstas.

¿Existen entidades estatales destinadas a apoyar a las PYMEs?
La LEY 20.416 establece la creación de una División de Empresas de Menor Tamaño en el MINISTERIO DE ECONOMÍA, y además la creación de un Consejo Nacional Consultivo de la Empresa de Menor Tamaño, que debe asesorar al mencionado ministerio en la proposición de políticas que impulsen una mayor participación de las PYMEs en la economía nacional.

¿Cómo puede una PYME obtener un permiso para comenzar a funcionar?
Los servicios públicos facultados para entregar permisos para desarrollar actividades empresariales (como por ejemplo municipalidades) podrán otorgar permisos provisorios a las PYMEs que los soliciten por primera vez. Si la empresa no registra ingresos ni actividades en el año calendario anterior a la solicitud del permiso, se entenderá que se trata de una PYME si su capital efectivo no supera las 5.000 UF. Este permiso provisorio se entregará por una vez, tendrá una vigencia máxima de un año y debe otorgarse a más tardar 60 días contados desde la fecha en que se solicita.

¿Tienen las PYMEs alguna ventaja en cuanto a normas sanitarias?
Sí, cuentan con dos elementos para facilitar su gestión:

  • Declaración voluntaria de incumplimiento:El titular o representante legal de una PYME que cuente con autorización sanitaria o informe sanitario favorable, podrá declarar voluntariamente que no está cumpliendo alguna disposición del Código Sanitario. Esto dará como resultado, según el caso,eximirse del pago de la multa que corresponda o rebajarla hasta en un 75%. Para esto la autoridad considerará como declaración voluntaria la primera infracción de una naturaleza determinada, es decir, una primera falta específica.
  • Régimen de permiso inmediato:Las SEREMIs de Salud deberán otorgar los permisos sanitarios o autorizaciones en un procedimiento breve a PYMEs cuyas actividades no representen un riesgo grave para la salud o seguridad de las personas.Tal procedimiento sólo debe contemplar la presentación de la solicitud, una declaración jurada simple del titular y el pago de los respectivos derechos.

¿Cuentan las PYMES con algún tipo de protección ante faltas de sus proveedores?
Sí, en ese ámbito la ley considera a las PYMEs como consumidores. Por ende, en sus relaciones con sus proveedores rigen las normas de la Ley de Protección a los Derechos de los Consumidores en elementos como (por ejemplo) la libre elección de bienes y servicios, derecho a reparación e indemnización y respeto a las condiciones de los contratos. No obstante, no podrán acudir al SERNAC en caso de conflicto con sus proveedores, sino directamente al juzgado de policía local.

¿Existe alguna forma de ayudar a una PYME que tenga problemas de solvencia?
Para las empresas que se encuentren en estado de insolvencia (es decir, que estén imposibilitadas de pagar una o más de sus obligaciones en los términos expresamente definidos en la ley) podrá solicitar voluntariamente un asesor económico de insolvencia, que tendrá como tarea hacer un estudio exhaustivo de la situación financiera de la empresa, para así hacer las gestiones pertinentes (tanto ante organismos públicos como privados) para reorganizarla y superar su estado de insolvencia, o para cerrarla si fuese necesario.

¿Quiénes pueden ser asesores de insolvencias?
Cualquier persona natural o sociedades de personas, siempre y cuando su único objeto sea justamente prestar asesorías de insolvencias. Quienes deseen ser asesores (y que además no sean síndicos) deben prestar un examen ante la Superintendencia de Quiebras.

¿Existen inhabilidades para actuar como asesor?
No pueden actuar como asesores el cónyuge ni los parientes consanguíneos o por afinidad del deudor, hasta el cuarto grado. Tampoco quienes, en los cinco años anteriores al requerimiento de asesoría, hayan hecho negocios de cualquier índole con la empresa deudora.

Asimismo, quien haya actuado como asesor de un deudor, no podrá desempeñarse como síndico de quiebras del mismo deudor.

¿Cómo puede ayudar el asesor a una empresa en insolvencia?
Puede emitir un certificado que dé cuenta de la situación de la empresa, lo que le permite suspender acciones como embargos, solicitudes de quiebra, juicios tributarios, cualquier apremio derivado del incumplimiento de las obligaciones (excepto pago de remuneraciones y cotizaciones), por un período máximo y no prorrogable de 90 días. Durante ese período el asesor llevará a cabo el estudio financiero de la empresa.

¿El asesor cobrará por sus servicios?
Sí, y su remuneración se fijará de común acuerdo con el deudor que los requiere.

Ante infracciones, ¿las PYMEs tienen multas rebajadas en comparación con las grandes empresas?
Sí, en ciertos casos. Cuando se trata de infracciones al Código del Trabajo, una PYME puede pagar un máximo de 40 UTM, mientras que el máximo para una gran empresa es de 60 UTM. Además, si un inspector del trabajo detecta infracciones que no ponen en riesgo la seguridad de los trabajadores, puede dar un plazo de a lo menos cinco días a la PYME para que regularice su situación. En otros casos, el infractor puede solicitar que la multa se sustituya por asistencia a programas especiales o capacitación para el personal.